Radiografía del mercado del litio (el mineral que hará estallar las energías renovables)

(Por Guillermo López) EcoNegocios realizó un relevamiento para saber quién es quién en el mercado del litio en Argentina. Los principales jugadores, el ranking de los países productores, las perspectivas del negocio y dónde están las mayores reservas del metal que en pocos años se transformará en uno de los bienes más preciados de la humanidad.

El año pasado, desde el denominado “triángulo del litio”, eje constituido por los salares situados en las fronteras de Chile, Argentina y Bolivia, salió casi un 40% del litio que consumió el mundo. Pero los especialistas aseguran que en esa zona está casi el 90% de las reservas de este metal liviano cuyo principal uso son las baterías de aparatos que causaron el boom tecnológico de la última década (notebooks y netbooks, celulares, tablets, etc.)
Además, el precio se multiplicó de manera exponencial en el último lustro, llegando a los seis mil dólares la tonelada.
Ambas razones hicieron que la revista Forbes hable de los salares de Argentina, Chile y Bolivia como “la Arabia Saudita del litio”.
Para saber cuál es la situación actual, EcoNegocios realizó un relevamiento del mercado en Argentina y conocer quién es quién en el negocio minero del futuro.
Los jugadores que hicieron punta en la Puna Orocobre. La empresa australiana trabaja para una subsidiaria de la automotriz Toyota (Toyota Tsusho) en el Salar de Olaroz (Jujuy). Para 2012 tendrá una capacidad para producir 15 mil tn/año.
Lithium One. La compañía con sede en Canadá trabaja en el proyecto Sal de Vida en el Salar del Hombre Muerto, en Catamarca. Incluye una planta piloto y refinación de procesos. Estudio de factibilidad estará listo el primer semestre. La producción comenzaría en 2015.
Rodinia Lithium. La compañía, también canadiense, extrae litio del Salar de Diablillos, en Salta.
Minera Exar. Esta subsidiaria de Lithium Américas Corporation opera en los salares de Chancarí y Olaroz, ambos en Jujuy, y en el Salar de Incahuasi, Pocitos y Arizano. Estima que posee reservas de 4,9 tn de carbonato de litio.
Los inversores de esta minera son Magna International Inc -una fabricante de baterías- y la automotriz Mitsubishi.
Bolera Minera. Perteneciente a los grupos franceses Bolloré y Eramet trabaja mediante un convenio con la argentina Minera Santa Rita realizando estudios en el Salar Centenario (Salta), el Salar Chancarí (Jujuy) y el Salar Salinas Grandes. El joint venture da la opción a los franceses de “adquirir las concesiones de los salares”.
ADY Resources. Controlada por la australiana ADY Rincón Lithium, el año pasado produjo 15 toneladas de litio en el Salar de Rincón, a 270 kilómetros al NO de la capital salteña y a 25 kilómetros de la frontera con Chile. En 2012 calcula producir 1.200 tn/año de carbonato de litio.
Además, empresas mineras como Ekeko, South American Salars, Compañía Minera Solitario Argentina y Latin América Salars, están trabajando en la etapa exploratoria de distintas zonas para ingresar a este más que prometedor mercado.
¿A cuánto ascendió la producción de litio en el país?
Según estimaciones oficiales, Argentina participó con el 11% del mercado global. Es decir, unas 3 mil toneladas.
Chile es el país que encabeza el ranking de países vendedores, con el 44% del total. Le siguen Australia (cuyas empresas extraen el litio en bruto desde América Latina pero lo venden desde su país de origen), con el 25%y China con el 13%.
“Todos los países a la larga se interesarán en la región y vendrán a depredar sin miramientos. Depende de nosotros y de los bolivianos que les dejemos hacer”, afirma Juan Collet Lacoste, el mayor especialista en la materia de la Comisión Nacional de Energía Atómica.
Y subraya: “Los salares son patrimonio de todos los argentinos y lo que está dentro es de todos, noson privados”.
¿Cómo se reparten las reservas del “oro del siglo XXI”?
El “triángulo del litio” tendría un 90% de las reservas globales. Según el diario Los Tiempos, Bolivia posee más del 50% del total, valuadas en US$ 515 mil millones, en el salar de Uyuni. Chile, en Atacama, tendría un 25% y Argentina una porción similar en grandes yacimientos de Salta, Jujuy y Catamarca.
¿Ser dueños de la oferta permitirá manejar el precio?
Se sabe que quien posee un bien escaso y altamente demandado podrá manejar su precio. Un ejemplo claro de las últimas décadas es el acuerdo que existe entre países productores de petróleo (Opep) para influir en el precio del barril de petróleo. Por esta razón, algunos aseguran que Argentina, Chile y Bolivia podrían conformar la “Opep del Litio”.
“En un futuro cercano y con una producción plena, estos tres países van a manejar el mercado del litio”, dijo hace dos semanas el director de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica del Ministerio de Ciencia, Rodolfo Tecchi.
A pesar de su potencial y a que la mayoría de los estudios lo consideran el mineral del futuro, por ahora el litio se extrae en bruto de Argentina, por lo que al país solo le queda el 3% del valor de los kilos que la empresa declara sacar
Al respecto, Diego Franco, especialista en energías renovables, asegura que la Argentina “desde el punto de vista científico-tecnológico está en condiciones de avanzar”.
Y agrega: “Nuestro país necesita un diseño estatal que permite que los esfuerzos privados dispersos se transformen en una gran usina para generar valor agregado”.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: