Cinco focos de atención para las Pymes en 2015 (la visión de Invecq Consulting)

“Éste es el típico año donde conviene más ser gerente de multinacional que presidente de una Pyme”, comentaba en una mesa de café un sufrido empresario que no pudo salir de vacaciones y está en la trinchera con el casco puesto desde diciembre. 
Los desafíos de las Pymes para el 2015 en la visión de Esteban Domecq, de Invecq Consulting, organizadora de EXPO EFI 2015 (Exposición Argentina de Economía, Finanzas e Inversiones).

“Además de un panorama macroeconómico complejo, se suman las cuestiones políticas dominadas por las elecciones presidenciales”, resume Esteban Domecq, director de Invecq Consulting, pensando en los desafíos de las Pymes para el año que empezó. A días de la Exposición Argentina de Economía, Finanzas e Inversiones que organiza la consultora el próximo 17 y 18 de marzo en el Hilton, un análisis de los focos más calientes.

  • Inflación: “desde nuestro punto de vista, la inflación de 2015 se encontrará más cercana a los 32 puntos y, si bien la merma en la actividad y el atraso cambiario podría atenuar el alza de precios, las expectativas y la evolución de variables clave como el resultado fiscal y las negociaciones paritarias, jugarán en contra”, pronostica Domecq. La inflación es una variable fundamental a la hora de programar cualquier tipo de toma de decisión de inversión en una Pyme, ya que se tiene en cuenta la estructura de costos, como así también la fijación de precios de venta a fin de evitar desfasajes que repercutan negativamente en la rentabilidad y en las ganancias.
     
  • Salarios: las negociaciones salariales formarán parte de toda agenda de una empresa; los sindicatos buscarán protegerse para la evolución de precios que vendrá, pero también querrán recuperar parte del poder adquisitivo perdido en este año. “De ahí que el piso de cualquier negociación estará en torno al 35%”. Asimismo, las estimaciones plantean que este año será recesivo, por tanto esto conlleva una profundización del empobrecimiento del mercado laboral fundamentado principalmente en la situación de informalidad y la suba de tasa de desempleo (o caída del empleo).
     
  • Presión Impositiva: los impuestos como el impuesto al cheque, los derechos de exportación e ingresos brutos que no están calculados en base a un nivel de consumo o por ganancias percibidas son los que generan mayor preocupación. La elevada presión tributaria, récord histórico y regional, afecta los ingresos disponibles tanto de los individuos, como los de las empresas.
     
  • Dólar, retraso cambiario y tasas: la brecha cambiaria, hoy en torno al 50%, es un dato que mirarán este año todas las Pymes, no sólo en lo que respecta a la competitividad, sino también por su atractivo como alternativa de inversión. En materia de acceso al crédito, el ajuste de tasas de principios de 2014 fue un elemento más que perjudicó a las compañías de media escala durante el año. De todos modos, la normativa que insta a los bancos a prestar obligatoriamente a Pymes a tasas subsidiadas sigue vigente y no se especula con una eliminación por el momento.
     
  • Elecciones ¿y cambio de ciclo?: “Gane quien gane, todo parece indicar que la situación será mejor aunque las expectativas sobre reformas estructurales, tan necesarias para recuperar un sendero de crecimiento estable y sostenido, no están aseguradas en un escenario de continuidad del partido gobernante”, analiza Domecq.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: