Judaica, la primera línea de cotillón judío nació en Córdoba y se vende en todo el país (la comunidad hebrea no es el único cliente)

(Por Luisa Heredia) Roberto Habif es propietario de Cordial Envases Descartables y el mentor de esta iniciativa que nació por una inquietud espiritual, y hoy se vende en todo el territorio argentino. Además, desde hace un año es el único  fabricante -del interior del país- de los productos judíos.

Image description
Image description
Image description
Image description

Cordial Envases Descartables se convirtió desde hace un año en el único fabricante en Córdoba y el interior del país, de cotillón judío.

Servilletas (con frases en hebreo como Shabat Shalom que significa buen descanso; Jag Sameaj, feliz fiesta; Shaná Tová, buen año nuevo y Mazal Tov que traducido al castellano es, mucha suerte, mucha felicidad), manteles, globos, copas y vasos (seis diseños) forman parte de la línea Judaica, tal como la denominó Roberto Habif, propietario de Cordial.

En diálogo con InfoNegocios, Habif señala que la iniciativa nació de manera más “espiritual que comercial”.

“En una primera etapa lo hice pensando en estar presente en la mesa de mis seres queridos”, señaló Habif. “Fue una inversión chica, pero la gente lo empezó a ver y a pedir, entonces dejó de ser un proyecto solo personal y comenzó a tomar forma comercial”, agregó.

“Mi principal mercado es la colectividad judía, sin embargo existen algunas ramas de la Iglesia Cristiana que han tomado ciertas fiestas o frases como válidas también y se interesaron por estos artículos y de esa manera se amplió el mercado de JCD”, contó el propietario de Cordial.

Purim, Pesaj (Pascua Judía), Yom Kippur, el Shabat, Brit Milá, Janucá, Rosh Hashana, son algunas de las celebraciones de la comunidad judía. Y por estos días, más precisamente a mediados de abril, se celebra Pesaj; según Habif, es una de las fechas que más vende la línea Judaica, porque “no se mezcla la vajilla habitual con la que es específica para la comida de esos siete días (a veces nueve), entonces la gente más observante usa descartable”.

En Buenos Aires existen algunos elementos de cotillón judío pero de manera más estacional, es decir para las celebraciones y en muchos casos con diseños antiguos. En Córdoba están disponibles todo el año y se adecuan tanto a una festividad religiosa como a un cumpleaños o fiesta familiar.

Cordial Envases Descartables nació hace 28 años en Tablada 40 de la mano de los padres de Habif, una familia de catamarqueños que por iniciativa de Roberto se terminó trasladando a Córdoba para vivir.

“Mis cuatro abuelos llegaron de Turquía a Catamarca en la década del 20 del siglo pasado y tanto de ellos como de mis padres aprendí muchísimo viéndolos trabajar. Y aprendí sobre todo valores”, destaca el propietario de Cordial que actualmente tiene su local en Tablada 28.

Crisis, descartables y medio ambiente

Roberto Habif considera que el descartable tiene una estacionalidad “cada vez menos polarizada”. “Históricamente estuvo asociado a la comida rápida y al verano y con el tiempo fue ganando terreno en rubros como la panificación, la cafetería, la gastronomía en general, y ahora entró a todos los hogares”, señaló a InfoNegocios.

“Pero además en épocas de crisis como las que vivimos, la gente al tener menos capacidad de ahorro para una inversión, termina viviendo más el día a día y lo destina al entretenimiento, a salir donde se consume mucho descartable”.

Cordial Envases Descartables actualmente tiene ocho empleados y a través de convenios con la Provincia y la Municipalidad de Córdoba también cuenta con personas con capacidades diferentes, “fue un gran desafío para nosotros y la verdad que estamos muy contentos de que sean parte de nuestro personal”, resume.

“Parte del éxito de Cordial es que hicimos accesible el descartable para todos”, explicó Habif. Y agregó: “Por ejemplo: de una caja de 1000 tenedores, fraccionamos y empaquetamos de a 25, 50 o 100 y lo hacemos de consumo masivo. Como ese artículo, casi todos los que comercializamos, están disponibles para todas las necesidades y presupuestos”.

Habif también reconoce las virtudes y defectos del rubro, sobre todo lo atinente al medio ambiente, pero señala: “La magnitud que tiene el descartable en esa masa de contaminación es mínima comparada con la industria de la perfumería o la higiene. Por ejemplo: un pote de shampoo equivale a 1.400 vasos”.

Además de la venta minorista, Habif provee a grandes cadenas de gastronomía, empresas e instituciones religiosas. En la venta mayorista Habif diseñó una logística de entrega que lo coloca por encima de sus competidores en cuanto a inmediatez.

Habif no deja de pensar y crear nuevos productos, diseños, abrir más mercados y pensar nuevas estrategias de venta. “El packaging tuvo un crecimiento a partir del 2005 y luego de la salida del 1 a 1 que fue tremenda, sin embargo muchas empresas actualizaron maquinarias pero no diseños”.

Habif se siente orgulloso de tener amigos en todas las comunidades, tanto es así que la comunidad china ya le pidió cotillón y descartables para sus celebraciones y también la musulmana.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: